Hitler y el nacimiento de la interpretación moderna

Cómo los servicios de traducción médica ayudan a los pacientes
julio 30, 2018
literary-translation
Cómo convertirse en un buen traductor literario
agosto 1, 2018
Mostrar todo

Hitler y el nacimiento de la interpretación moderna

The Interpreters

The Interpreters


En el verano de 1945, la tecnología y la aplicación de la traducción e interpretación necesitaba necesitaba de un gran impulso. Los juicios de Nurember iban a comenzar el 20 de noviembre. Veintiún oficiales nazis se enfrentaban a las consecuencias de sus atrocidades, y era el mayor interés de jueces y consejeros, llevar a cabo el juicio de la manera más justa y rápida posible.

El jefe de fiscales de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos, Robert Jackson, entendía que cuanto más largo fuera el juicio, más probablemente los alemanes podrían usarlo como plataforma para la justificación y la solidaridad. Permitir interpretaciones tradicionales y consecutivas, en las que los oradores y traductores se turnaran, como mínimo duplicaría la duración del juicio, si no crearía «tal confusión de lenguas que será ridículo.» Alguna nueva metodolgía tendría que ser empleada. Un método eficiente y preciso para que los juristas y fiscales de habla inglesa, francesa y rusa, se comuniquen simultaneamente con los acusados de habla alemana.

Afortunamente, un famoso intérprete francés había desarrollado la técnica necesaria 11 años antes. Conforme al surrealismo de los tiempos, Andre Kaminker había emitido la primera interpretación simultánea de un discurso en 1934, uno dado por Adolf Hitler en un congreso del partido nazi, en Nuremberg. Se había hecho, pero en la década siguiente, apenas se había avanzado en tecnología o protocolo para la técnica.

Se le encomendó al intérprete personal del General Eisenhower, Coronel Leon Dostert, diseñar e implementar un sistema de interpretación simultánea que haría posible llevar a cabo los juicios. Después de experimentar con un
conmutador multicanal de IBM, auriculares y micrófonos, Dostert realizó una demostración en el Pentágono y recibió informes favorables. Mientras que delegaciones de Francia y la Unión Soviética se resistían, el juez Jackson estaba comprometido. Insistía en que funcionaría, de otro modo el juicio nunca terminaría.

El sistema implementado involucró a tres grupos de doce intérpretes cada uno, con dos equipos que rotaban en un día determinado, mientras que el tercer equipo descansaba del horrible esfuerzo de traducir los testimonios de las atrocidades cometidas durante la guerra; un día libre por cada dos días de trabajo. Patricia Vander Elst fue reclutada de la Escuela de Intérpretes de Ginebra, y trabajó los últimos cuatro meses del juicio. «Tenía veintiún años cuando comencé el juicio y tenía diez años más cuando me fuí.»

Los doce intérpretes de turno se dividieron en “escritorios” de tres intérpretes, cada uno de los cuales era responsable de la traducción en un sentido de uno de los otros idiomas al idioma de su escritorio. Cuando un acusado alemán estaba hablando, por ejemplo, el escritorio alemán estaba en silencio, y los intérpretes alemanes en los escritorios ingleses, franceses y rusos traducían del alemán al idioma que les correspondía. Cualquier persona en la sala con auriculares podía escuchar el idioma de su elección.

Whitney Harris, miembro del personal de la fiscalía estadounidense, describió el nuevo sistema de “traducción instantánea”:

«Lo que se dijo en una línea entrante era traducido instantáneamente a los otros idiomas por intérpretes maravillosamente hábiles. Las interpretaciones fueron luego a cada silla en el tribunal por otros cables telefónicos, para ser recogidos a través de auriculares para los cuales se proporcionó un interruptor para permitir al oyente seleccionar el idioma preferido. Fué la primera vez en la historia que un sistema de este tipo se utilizó en un procedimiento judicial o en una audiencia de tal extensión y complejidad.»

Después de que comenzó el juicio, el mariscal del Reich Hermann Göring, que hablaba tanto inglés como alemán, exclamó: «¡Este sistema es muy eficiente, pero también acortará mi vida!»

Referencias:

http://ewandro.com/whatever-could-be-said-3/
http://www.oxy.edu/magazine/fall-2015/trials-triumphs-leon-dostert-28
http://witnify.com/youngest-interpreter-nuremberg-trials/
http://interpreting.info/questions/1528/whats-the-top-best-level-of-simultaneous-interpreting
http://www.pri.org/stories/2014-09-29/how-do-all-those-leaders-un-communicate-all-those-languages

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *